(2) 32641778/ +56 9 77603841 - Metro Escuela Militar, Las Condes, Santiago, Chile. info@riescoruiztagle.cl
En el contexto de la creación de nuevas extensiones o nuevos GTLD, la empresa estadounidense Patagonia Inc., famosa por sus vestuarios e indumentaria deportiva, solicitó la inscripción de la extensión .PATAGONIA a su nombre.
Este hecho tuvo eco casi de inmediato tanto en Argentina como en Chile, y varias fueron las voces que comenzaron a levantarse en contra de la solicitud de la compañía norteamericana. La disidencia se fundó esencialmente en que PATAGONIA es el nombre de una zona geográfica del mundo, que no se vería de manera alguna representada por esta empresa privada, quien mucho menos habría solicitado autorización, ni al gobierno argentino, ni al chileno.
Las redes sociales sirvieron de apoyo a este movimiento opositor. Prueba de ello es la creación del grupo de Facebook https://www.facebook.com/groups/noapuntopatagonia en el que cerca de 2.000 miembros opinaron y se mostraron en contra del otorgamiento de esta nueva extensión a Patagonia Inc. Otro tanto ocurrió en el sitio abierto de ICANN para que cualquier particular pudiese opinar acerca de la creación de alguna de las nuevas extensiones pedidas, en el que se dejaron más de 1000 comentarios en relación con este caso, prácticamente todos ellos en contra de la pretensión de la compañía norteamericana.
Finalmente y en medio del revuelo mediático generado, Patagonia Inc. optó por abandonar su solicitud el día 9 de julio de 2013, liberando la extensión .patagonia, la que quedara sin un destino cierto al menos en esta ronda de inscripciones de nuevos GTLD.
Lo propio ocurrió con la extensión .amazon, que fuera solicitada por la también norteamericana Amazon Inc. En este caso la compañía defendió su presentación frente a ICANN (Internet Corporation Of Assigned Names and Numbers) ante la férrea oposición de los gobiernos de Perú y Brasil en representación de los miembros de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), quienes, al igual que en el caso de .patagonia, fundaron su rechazo en el hecho de tratarse del nombre de una zona geográfica, que identifica y se vincula con la cultura de varias comunidades habitantes de dichos países.
Recientemente, el pasado 14 de mayo de 2014, ICANN dictó una resolución que en principio rechaza la inscripción de .amazon por parte de Amazon Inc., sin perjuicio de que aún quedan instancias para que la empresa pueda continuar discutiendo acerca de esta decisión.
En nuestra opinión, ambos casos nos llevan a reflexionar acerca de la importancia de proteger los nombres propios, el de los territorios, las marcas comerciales, y todo aquello que constituye una identidad, ya sea para una persona, empresa o comunidad, considerando el explosivo y avasallador desarrollo y alcance que tiene la red Internet. Y por otro lado, acerca del poder que una colectividad de personas, agrupada a través de las redes sociales, puede ejercer sobre un determinado hecho, y el enorme efecto difusor que estas redes tienen de los intereses particulares, agrupados a través de las mismas.
Por Alfredo Montaner.
Leer articulo en Mercurio Legal
* Este artículo fue escrito en coautoría con la abogada UC Josefina Mora, asociada del estudio Sargent & Krahn.